CIUDAD FONTANA

Clarisa, ciudad gloriosa, tiene una historia atormentada. Varias veces decayó y volvió a florecer, tomando siempre a la primera Clarisa como modelo inigualable de todo esplendor, por comparación con el cual el estado presente de la ciudad no deja de provocar nuevos suspiros a cada giro de las estrellas

Las Ciudades y el nombre 4.  Italo Calvino (Las Ciudades Invisibles)

Apenas puse un pie en Trinidad, me dejé llevar por la inventiva subliminal del viaje e imaginé que la parte histórica pudiese ser contruída con la estética urbana visual del fotógrafo Franco Fontana. Y que todo el mundo estaría creyendo ese bulo. Y no parece descabellado pensarlo como algo creíble. El casco antiguo de Trinidad es desde hace varios años un Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco y una de las ciudades coloniales mejor conservadas de América Latina. En ese sentido, el reclamo turístico es cada vez mayor en la Cuba post castrista

De un año a otro, se han hecho grandes restauraciones y se han repintado (con fuertes contrastes de colores primarios y colores secundarios) muchas casas,  creando una potencia visual urbanística descomunal.  Y esa “clara reinvención estética turística”  parece estar hecha a medida del gran fotógrafo italiano cuya marca personal consistía en imágenes donde la combinación de colores y líneas contrapuestas crearan cierta tensión y atractivo visual. Por eso, en mi imaginería mental,  la llamo: ciudad Fontana.

FOTOGRAFÍAS REALIZADAS DURANTE 2018 Y 2019

© Marcelo Caballero 2019creado en Bluekea